COLOR2.GIF (68 bytes)

Año IX - Vol.7Nro. 1- Junio 1998

ALCMEON25

Comentarios de libros


libro.gif (20685 bytes)

La editorial Ananké (254–2261) acaba de lanzar un nuevo título de su colección que reúne una actualización completa sobre uno de los temas acuciantes de la psiquiatría: el Síndrome Neuroléptico Maligno. De esta valiosa obra, pulcramente editada, transcribimos dos fragmentos tomados de sendos prólogos.

El autor en su Prólogo Personal anota:

"Cuando me propuse iniciar este libro, me encontré con que tenía un capital extraordinario: las historias clínicas de mis pacientes, a los que había asistido personalmente. Éste era mi mejor patrimonio. Por otro lado, me enfrentaba a una copiosa bibliografía que había venido acumulando con el transcurso de los años. "No titulé mi libro Síndrome Neuroléptico Maligno, sino Catatonías por Neurolépticos: tengo el íntimo convencimiento ideológico, por un lado, y estético, por el otro, de que siempre estuve frente a catatonías agudas. La investigación realizada no ha hecho más que consolidarme en esta posición".

El Dr. Juan C. Goldar comenta en su Prólogo:

"La catatonía es, acaso, la reacción más intensa de un ser viviente —y su diseño está en el núcleo donde florecen la histeria y la epilepsia—. Cuando surge plenamente configurada nos presenta, en explosiva síntesis, la recapitulación de un alma, la reiteración compendiada de un carácter. Por ello, una existencia dominada por el instinto —a veces asténica y neurótica, otras veces siniestra y psicopática, otras estrafalaria y esquizofrénica, y muchas veces ciclotímica— pueden ingresar en nuestra intuición para ofrecernos el perfil inconfundible de la predisposición catatónica. Elaborar este indicador implica una virtud que no todos poseen.

"El despliegue del alma es, claro está, el desarrollo del cerebro, y las reacciones, que se encadenan configurando la historia de un ser, son reacciones cerebrales. El cerebro siempre reacciona ante sus propios padecimientos, y mucho de éstos ya están grabados en el sello primigenio. Pero también existen reacciones del cerebro frente a sucesos que vienen desde más allá de los confines del propio desarrollo, como el caso de las intoxicaciones. Llegamos, así, al tema del presente libro: la catatonía como reacción ante las propiedades tóxicas de las drogas neurolépticas. Y aquí, como en otras circunstancias, la reacción del instinto puede ser el último capítulo de la historia de un ser. La catatonía mortal ya está en el diseño primario, y nuestro deber es evitar su despliegue.

"El Dr. Monchablon escribió las siguientes páginas utilizando modos sencillos y prudentes, con un sabor casi convencional. Pero el lector descubrirá muy pronto la veta profunda, la voz del experto, la destreza del médico experimentado. He visto, durante mucho años, el permanente esmero de Monchablon, seleccionando casos, anotando detalles, revisando datos, persiguiendo evoluciones y probando tratamientos. Es el investigador clínico más laborioso y veraz que he conocido. Además, sabe intuir un carácter y prever una reacción. Hace pocos años observó la fugaz distimia agresiva de una de mis enfermas, de quien conocía su habitual modo de ser, y me dijo serenamente: «Eso es catatonía». Semanas después la paciente estaba inmóvil y rígida. El lector puede confiar en este libro".


Contáctenos.